"Las montañas no son estadios donde satisfago mi ambición de logros, son las catedrales donde practico mi religión. Desde sus majestuosas cimas veo mi pasado, sueño el futuro y, con una inusual agudeza, experimento el momento presente... En las montañas yo celebro la creación. En cada viaje a ellas, nazco de nuevo." Anatoli Bukréyev.

viernes, 21 de marzo de 2014

Invernal al Pico Murcia

Ascensión invernal al Pico Murcia (2.341 metros), una soberbia y elegante montaña de aspecto piramidal que en invierno nos ofrece un interesantísimo y solitario trayecto a través del valle de Arrilla, por el que discurriremos para aproximarnos y finalmente alcanzar la cumbre de esta singular montaña, privilegiada atalaya desde la que podremos deleitarnos con las extraordinarias vistas de sus hermanos mayores (Espigüete, Curavacas,...) y de otros picachos de la montaña palentina y cántabra (Tres Provincias, Agujas de Cardaño, Peña Prieta, Tío Celestino,...), así como de los más alejados Picos de Europa y otras montañas de León.

He propuesto la subida por el valle de Arrilla y el descenso por el valle de Valcabe, para completar un precioso recorrido circular que en época invernal, por la presencia de nieve y hielo, puede presentar dificultad y peligro por el riesgo de caída y rápido deslizamiento en algunas zonas del recorrido. Por ello, resulta indispensable el uso de piolet y crampones, así como, por supuesto, conocer su manejo.

El Pico Murcia no atesora la popularidad del Espigüete y el Curavacas, los cuales le superan en altitud, peligrosidad y dificultad técnica, pero su estilizada figura piramidal le otorga un sugerente atractivo.

El Espigüete será omnipresenta en gran parte del recorrido, ya desde el inicio

Comenzaremos la travesía en Cardaño de Arriba, donde estacionaremos el vehículo en el aparcamiento habilitado a la entrada del pueblo.

Ya caminando, retrocederemos unas decenas de metros por la carretera que nos condujo a Cardaño, para tomar el primer sendero que parte a la derecha, en suave pendiente y con retamas en el camino.

Pronto, la silueta del Espigüete sale a recibirnos, y nos acompañará en gran parte del camino.

Espigüete
El sendero nos conduce en suave progresión hasta un valle, donde cruzamos un puente de madera y emprendemos una corta pero intensa subida hasta un cordal, por el que progresaremos.
Último tramo antes de alcanzar el Pico Murcia
Ya en la cumbre, y si la visibilidad lo permite, el esfuerzo quedará recompensado con las formidables vistas de los picos circundantes y de los Picos de Europa, así como del valle de Valcabe por el que transcurriremos en el descenso.
Optamos por no regresar al Collado de Valcabe, donde se habían formado unas gruesas cornisas, sino enfilar directamente hacia el E montaña abajo.
Valle de Valcabe, desde la cumbre del Murcia

Extraordinarias vistas de los Picos de Europa desde la cumbre
Con nieve y hielo, debemos extremar las precauciones en la primera parte del descenso desde la cima, pues nos encontramos con formidables rampas que, con presencia de nieve dura o placas de hielo, podrían complicarnos la existencia en caso de caída. Por tanto, se hacen precisos el uso de material de alta montaña y especial atención en esta zona.
Descenso hacia el valle de Valcabe

Inclinadísimas rampas en la parte inicial del descenso
Siguiendo el trazado del arroyo de Valcabe, llegaremos a las inmediaciones de Cardaño de Arriba, donde damos por finalizada esta interesantísima ruta por una de las montañas más esbeltas de la montaña palentina.
Cascada en la parte final del camino
DATOS PRÁCTICOS:

Dificultad: media-alta en invierno. Moderada el resto del año.
Tiempo estimado: 6 horas, sin paradas, en invierno.
Distancia: 12 km.
Desnivel: 921 mts.
Track de la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6348008

No hay comentarios:

Publicar un comentario